EntrevistasAndrés Hayes con nueva propuesta en el Bebop

13 de enero, 20204424 min
En 2019 Andrés Hayes aportaba con su Marea alta, una de las mejores producciones del año. Meses después y cuando recién amanece un nuevo calendario, el saxofonista llega al escenario del Bebop con nueva banda y nuevo material. Saxo, trompeta y dos guitarras eléctricas marcan la flamante sonoridad de Hayes, un artista inquieto que busca con su música el mismo compromiso que demanda como oyente.

Comenzás el año presentando música nueva y grupo nuevo. ¿Es algo que  fuiste desarrollando a la par de Marea alta, tu disco del 2019?

Sí, es un material que estuve trabajando desde final del año pasado. Comencé después de la presentación oficial de Marea alta, ya que antes no había tenido tiempo. Es música totalmente nueva, con una  nueva formación y con dos  guitarras eléctricas. A mí me cuesta escribir para guitarras. Así que también se trata de salir de cierta zona de comodidad.

Pero vos ya tenías guitarra en tus discos anteriores.

Sí. Siempre toqué con Patricio Carpossi. En mis tres primeros discos está Patricio. A mí me gusta mucho esa posibilidad que tienen los guitarristas de explorar otros sonidos con sus pedales, con sus efectos. Pero ahora se complica un poco más, son dos guitarras.

¿Y qué buscaste por allí?

Bueno, Damien Poots y Ramiro Franceschin tienen maneras distintas de encarar el sonido. Y me gustó buscar ese contraste entre la guitarra más clásica y la guitarra con más efectos. Eso es lo que me atrajo para poder incluirlas ahora en mi música. Además está Juan Cruz de Urquiza en trompeta, Ezequiel Dutil en contrabajo y Bruno Varela en batería.

¿Estás buscando un sonido más rockero?

Diría que estoy buscando otro color. Quería abrir un poco más mi música. Puede ser un poquito más rockero, pero mi primer disco, El silenciero del 2009, ya tenía algo así. Iba más por ese lado pero luego no lo continué en los siguientes. Ahora no estoy volviendo totalmente a eso pero si estoy buscando ciertas texturas. De todas maneras soy parte de una generación crecida al influjo del rock, así que no sería descabellado pensar en eso. Igual hay una mirada jazzera en todo lo que hago.

Sentís que esa mirada siempre está ahí…

Si. Como un lugar del que no me quiero ir. Una marca, una pertenencia. Cuando comencé a armar esta nueva música tenía muy presente un grupo que me gusta mucho: la Electric Bebop Band de Paul Motian. El usaba allí dos guitarristas y tenía ese color medio rockero, aunque tocara temas de (Thelonious) Monk, (Bud) Powell o Charlie Parker. De alguna manera eso funcionó como una inspiración, una referencia para mi nueva música y mi nuevo grupo.

A propósito de esta referencia al grupo de Motian ¿en qué sentís que confluyen en vos el oyente y el músico?

A mí como músico me gusta mucho proponer y eso busco también como oyente. Cuando voy a ver un músico de afuera que viene a tocar acá, la pregunta que llevo es esa: ¿qué venís a proponer? Como músico busco poder responder esa pregunta que hago como oyente.

En Marea alta lo escrito tiene un importante protagonismo. ¿Ahora en este nuevo material el esquema es el mismo o hay más espacio para la improvisación?

Hay más lugares de improvisación que en Marea Alta. Diría que es un trabajo un poco más abierto. Aunque hay mucho escrito en donde hay que ajustarse a eso, pero también tenemos pasajes generosos de improvisación.

Llama la atención que ya estés con un nuevo grupo y material, cuando tu último disco es del 2019. ¿No había aún camino por recorrer para Marea alta?

Sí, creo que sí. Pero pensá también que es un disco que fuimos tocando mucho antes de grabarlo. Estuvimos dos años como mínimo tocándolo antes de entrar al estudio. Yo creo que el proceso de un disco son más o menos dos o tres años a lo sumo. Y a partir de allí uno comienza con ganas de hacer otra cosa…Y Marea alta, aunque es del 2019, tuvo más de dos años de continuidad para nosotros.

¿Este material también va a llegar al disco?

Ojalá  que sí. Hacer un disco hoy es muy costoso y requiere de muchas otras cuestiones. Lleva un tiempo. Marea Alta salió el año pasado, así que todavía no estoy pensando en una nueva grabación. Ojalá que en algún momento se dé….eso espero.

 

Andrés Hayes Grupo con nueva música en el escenario del Bebop

Andrés Hayes, saxos y composición Juan Cruz de Urquiza, trompeta Damien Poots, guitarra eléctrica Ramiro Franceschin, guitarra eléctrica Ezequiel Dutil, contrabajo Bruno Varela, batería.  

Fernando Ríos

Fernando Ríos

Dirige la revista online argentjazz. Trabajó en la agencia Télam y en la Gerencia de Noticias de la TV Pública. Escribió para Revista de Jazz de Barcelona, BA Jazz Magazine, la web Registros a Media Voz de Islas Canarias, España, Clube de Jazz de Brasil y el diario Infobae de Buenos Aires.

Dejar un comentario

Tu dirección de email no será publicada.