HistoriasEn busca de las cintas perdidas

26 de diciembre, 20207376 min
El tiempo, ese gran escultor decía Margarite Yourcenar; entrega juicios certeros sobre el valor de una obra artística. Aquí la absolución del recuerdo o la condena del olvido resultan inapelables. Pero también suele haber condenas injustas. Muchas veces es el artista quien relega su propia obra absorbido por la búsqueda y la novedad. Los tiempos de cuarentena trajeron pocas alegrías, pero entre ellas justamente ésta: el regreso de algunos discos injustamente relegados, ahora en busca de su primera oportunidad.

A pesar de la pandemia (o quizás producto de ella), la producción discográfica del jazz local tuvo un año con muy buenos trabajos. Nuevos artistas y grupos hicieron su aporte y se sumaron a la entrega de los más experimentados; para completar un interesante abanico de propuestas y estilos. (Ver aquí reseña discográfica 2020).

Pero quizás uno de los aspectos más llamativos sobre la influencia de la nueva normalidad en la oferta jazzera esté en la creciente edición de discos hasta aquí relegados, que ahora renacen rescatados para sumarse al infinito universo de la virtualidad y el streaming.

Posiblemente haya sido el confinamiento y la imposibilidad de actuar en los comienzos de la cuarentena, lo que motivó a no pocos músicos de trayectoria a bucear en las profundidades de sus propios archivos.

La mirada volvió entonces sobre aquellas carpetas perdidas en las entrañas del disco rígido. Se revisaron cajas. Se volvieron a escuchar cintas marginadas. Y aquello que la novedad había dejado a un lado del camino, tomó entonces nueva vida.

Jodos por dos

Un caso emblemático y por partida doble es el de Ernesto Jodos. El pianista, reconocido por sus pares y el público como un músico inquieto, siempre dispuesto a la innovación; sorprendió a propios y extraños sobre la segunda mitad del año, cuando editó a través del sello ears&eyes, dos registros de su primera juventud musical.

El primero de ellos es Earlier Trips, grabado en Estados Unidos en enero de 2001, en uno de los tantos visitas del pianista al Norte para tomar clases con Sophia Rosoff. En uno de esos viajes Jodos aprovechó la estadía para grabar con el contrabajista Matt Pavolka, su ex compañero en Berklee. Matt convocó al batería Jeff Hirschfield y al saxofonista Donny McCaslin para completar el cuarteto y producir así una obra que -ahora vemos- resistió a pie firme el paso del tiempo.

El segundo rescate editado por ears&eyes es Un viaggio, grabado ocho años después en Buenos Aires, luego de una gira por Italia con el trío que completaban Hernán Merlo y Eloy Michelini.

Así lo recuerda Jodos: “Con ese trío habíamos grabado en 2007 música de Lennie Tristano, Lee Konitz y Warne Marsh, pero veníamos tocando desde un año antes. Teníamos mucho apoyo de Sony BMG, así que lo presentamos en La Trastienda. En ese show apareció Stefano Bollani. Nos escuchó. Le gustó y nos presentó a un amigo que tiene un sello en Italia. Ese contacto nos permitió ir al Festival Umbria Jazz de Invierno en enero del 2009. Una experiencia tremenda”.

Ledesma solo y acompañado

Algo similar podría decirse del siempre innovador Pablo Ledesma. El músico radicado en La Plata, sin duda uno de las primeras espadas de la improvisación libre en el país, también aprovechó el tiempo de encierro y cuarentena para desempolvar viejos registros.

“Cuando uno está en el quehacer normal algunas cosas van quedando en los cajones. Quizás porque no tenés la perspectiva histórica o te parece que a lo mejor no tienen el valor suficiente. Ahora, me encontré con estas grabaciones que tenía archivadas, y me sorprendieron. Me gustaron mucho como estaban hechas y por eso me puse a trabajar para poder editarlas”,  explicó Ledesma.

Y allí aparecen entonces Variaciones aeróbicas, sus improvisaciones en saxo soprano de 2011, en reciente edición del sello Numeral  y el vivo de agosto de 1997 grabado en el local Dr. Jekyll, junto a George Haslam, Pablo Puntoriero, el Mono Hurtado y Hugo Marino, y ahora editado por ICM, el sello de Mar del Plata.

“Me encantó que tocáramos así en aquella época, dice Ledesma. Con tanta libertad. De los cinco temas cuatro son originales, pero no suena como algo prolijito y pulido. Y eso es justamente lo que me gusta. Esa cosa casi caótica, ese control sobre el caos”.

El disco de solo saxo, en tanto, fue grabado en una sola tarde en el estudio del conservatorio Gilardi de La Plata. Ledesma quería explorar sonoridades a partir de lo que venía escuchando en aquella época, principalmente Steve Lacy y Evan Parker. “Quería ver que podía encontrar en el instrumento con esa estética. Fue una linda experiencia. Cuando los chicos del sello Numeral, me preguntaron si tenía algo para sumar les hablé de este trabajo. Les gustó y decidieron editarlo”, remarca.

De Leo y Valentín

Recientemente otros dos rescates se agregaron a las bateas virtuales de los aficionados. Sin tiempo, el disco que Leo Genovese grabó hace dos años en compañía de Mariano Otero y Sergio Verdinelli, que ahora editó ears&eyes, y que sobre finales de diciembre se presentó en un show doble y con protocolos en Thelonious, en pleno barrio de Palermo.

El otro, no menos trascendente, es Jazz Squash de elite, el disco como líder que Valentín Garvie grabó en 2017 a poco de regresar de su prolongada estadía en Alemania y que se  suma por mérito propio a otros trabajos de valía del trompetista en este 2020, como el registro en vivo junto a Julia Sanjurjo y Nataniel Edelman, la primera entrega de Hormigombres o su aporte al reciente trabajo de Hernán Merlo.

“Estos son mis primeros arrebatos musicales después de un tiempo de pausa total”, decía  Valentín recordando aquel registro que ahora vio la luz a través de ICM y en el que también se alistan Martín de Lassaletta, Nicolas Pasetti y Jullian Maliandi.

Y así estas joyas antes desdeñadas, recuperaron su brillo y permitieron nuevas gratificaciones para el oyente curioso, completando además períodos difusos en la discografía de aquellos músicos que admiramos.

¿Esta tendencia proseguirá en el 2021? ¿Cuántos archivos aguardan todavía sumergidos en la memoria virtual? ¿Cuánta música espera una mano amiga que la rescate del olvido?…Quizás la respuesta esté soplando en el viento, como diría un viejo juglar rockero.

Notas y entrevistas de argentjazz sobre los discos mencionados:

http://argentjazz.com.ar/ernesto-jodos-como-deciamos-ayer/

http://argentjazz.com.ar/pablo-ledesma-y-un-rescate-a-favor-de-la-musica/

http://argentjazz.com.ar/los-arrebatos-musicales-de-valentin-garvie/

http://argentjazz.com.ar/leo-genovese-la-musica-es-duda/

 

Fernando Ríos

Fernando Ríos

Dirige la revista online argentjazz. Trabajó en la agencia Télam y en la Gerencia de Noticias de la TV Pública. Escribió para Newsweek, Revista de Jazz de Barcelona, BA Jazz Magazine, la web Registros a Media Voz de Islas Canarias, España, Clube de Jazz de Brasil y el diario Infobae de Buenos Aires.

Dejar un comentario

Tu dirección de email no será publicada.