EntrevistasGrace Cosceri y la música de la buena memoria

5 de marzo, 20203899 min
Grace Cosceri tiene una buena razón para haber bautizado como Pukka su reciente  disco. “Es una palabra del inglés antiguo que podría traducirse como auténtica. La elegí porque cuando yo me pongo a cantar jazz me siento de esa manera”, dice. Reconocida “reparadora de voces”, como ella misma se define, Cosceri es una cita ineludible en la historia grande del rock por la confianza que depositaron en ella artistas como Luis Alberto Spinetta, Luca Prodan o Nito Mestre. Ahora la cantante regresa al país del jazz con un nuevo y valioso trabajo.

A vos se te vincula mucho con el rock, pero tenés una trayectoria como cantante de jazz, quizás menos conocida que tu labor como coach vocal. Pero de alguna manera comenzaste a compensar eso con Colecciones, tu disco del 2012.

Si, de alguna manera. Sucedió que en un momento sentí que me debía un disco de jazz. Estuve casi diez años alejada del género. Un tiempo intenso en el que, como decís, fui coach vocal de Spinetta y otros cantantes de rock. Pero seguía sintiendo esa necesidad de tener un disco jazzero. Y por eso hice Colecciones. Te diría que fue un gusto muy personal.

Ese disco tiene ahora una continuidad con Pukka, tu nuevo trabajo, en el que vuelve a predominar el jazz. ¿Pero por qué pasaron siete años entre uno y otro?

Yo también a veces me pregunto porque tengo esas pausas. Este disco pudo haber salido hace dos años. Pero creo que necesito un tiempo para llegar a sentir, internamente, que cada tema está en su punto justo de legitimidad. Tengo mis tiempos. Siento que me tiene que sonar lindo. Yo en este sentimiento me identifico plenamente con Rickie Lee Jones, una artista a la que sigo, e incluso fui telonera de ella cuando actuó en Buenos Aires.

¿Por dónde pasaría esa identificación?

Ella es una artista muy completa que siempre se mueve entre el jazz y el pop. No se si la escuchaste, pero hay un tema grabado en vivo, Something cool, que hizo con Lyle Mays en piano que es algo fuera de lo común. Allí ella demuestra que es una artista auténtica. Un ser humano libre y generoso. Porque para ser libre hay que ser generoso con uno mismo. Eso es lo que yo pienso.

¿En qué sentido hablás de ser generoso con uno mismo?

No estar  tan pendiente de lo que piense el otro. No dejarse influenciar por lo que esperan de uno. Ser lo más auténtico posible con uno mismo. Hay muchos músicos o cantantes, que tienen la técnica para asombrarte, para deslumbrar y hacerlo complicado. Pero así no están siendo generosos con ellos mismos. En algún nivel dejan de ser ellos mismos para ser lo que otros esperan que sea.

A veces hay cierto virtuosismo vacío…me parece. Creo que siempre voy a preferir la belleza de lo simple

Pero hay algo que está en medio de lo simple y lo complicado. Que es lo sofisticado. En lo sofisticado hay una elegancia legítima del hacer, donde sutilmente hay pasajes para captar en una escucha atenta.

Pukka fue grabado en tres estudios distintos. ¿Por qué lo hiciste así?

Lo grabamos un poco en Ion, otro poco en La Diosa salvaje, que era el estudio de Luis y que ahora manejan los hijos y el resto en un lugar hermoso, el Estudio Cabrera, que tiene Hernán Jacinto. En esos tres estudios se fue grabando Pukka.  Y fuimos buscando distintas cosas, espacios, algún piano en especial. Ambiente. Se fue dando así.

Y se lo dedicaste al director de cine ruso Andréi Tarkovski…

Es que soy fan de sus películas y principalmente de una que se llama Nostalgia, que es de 1983. Mirá, hay una escena en especial, donde la cámara entra en penumbras a una iglesia. En un rincón hay una imagen de una virgen, toda ataviada de blanco, y parece como embarazada. La imagen de esta virgen es recurrente. Hasta que en un momento, sorpresivamente, le salen aves del vientre. Una bandada tremenda de aves. A mi esa imagen se me presentaba una y otra vez al cantar Imagination, el primer corte del disco. Lo conté en el estudio y recuerdo que buscamos las imágenes como inspiración mientras grabamos.

Una cosa que me llamó la atención, quizás sea casualidad, pero entre cinco canciones hay dos que homenajean a la baronesa Pannonica Rothschild, a quien el mundo del jazz conocía como Nica.

Si incluí Pannonica, de Thelonious Monk y Nica´s dream, de Horace Silver que son, como decís, homenajes a la baronesa que tanto ayudó a los músicos. Se fue dando sin querer. Primero grabé el de Silver, porque fue el único que me produjo Nico Cota. En el disco anterior él había producido Nature boy. Ahora el tema lo incluí pensando en Nika, su hija, que es una criatura hermosa. A Nico lo tengo siempre como un fetiche. Y lo llamaría si vuelvo a grabar otro disco. Tiene una soltura para darle un poco de soul a todo, que lo hace brillar de otra manera. En Pannonica, en cambio, yo quería que fuera como si lo estuviera cantando en un bar. Estuve acompañada por Hernán Jacinto en un piano de media cola que tiene en su estudio. Por eso tiene piano y voz y Hernán le puso además un efecto de celesta en las estrofas.

En You are my everything incluiste en coros a dos cantantes muy jóvenes, Julieta Rada y Emme…

Yo tenía la ilusión que lo cantaran conmigo. Mariela Vitale, que es Emme, fue mi alumna de chica. Ella luego hizo toda una linda carrera en el pop y viajó mucho, pero siempre tuvimos una conexión especial. Además me gustaba como empalma voces con Julieta, que para mí es una cantante muy sofisticada. Fue lindo tenerlas.

¿Y La niña del rayo?…el único tema que escapa al canon jazzístico del disco…

Bueno, hay una banda muy buena que se llama Salvador Rivera. El cantante, Sebastián Fuks, que es también artista plástico y me diseñó la tapa del disco, es quien me acercó el tema. Me cuenta que en su grupo tienen esta canción, que no tiene letra, y que se llama La niña del rayo.  Y me pide si yo le puedo cantar algo encima de la melodía, un pedacito de algo improvisado. Ellos me decían que dijera alguna palabra repetida. Y entonces me acordé de algo que me escribió Rickie Lee Jones, cuando me dedicó uno de sus discos. Ella recordó allí cuando estuvo en casa, cuando cantamos juntas “mientras las luces se hacían añicos”…algo así dijo, muy poético. Las palabras que usó fueron shattered light. Cuando los chicos de Salvador Rivera me piden que improvise usando solo unas pocas palabras me vino esto a la memoria. Y usé eso, shattered light. Quedó muy lindo. Por eso sentí que este tema tenía que estar en mi disco. Nos pusimos de acuerdo y quedó. Me parece un lindo cierre luego de cuatro temas de jazz.

¿Y si no surgía La niña del rayo  ibas a cerrar un disco con solo cuatro canciones?

No, tenía pensado incluir There will be another you, un tema que hacía Chet Baker. Lo tenía pensado con un estilo distinto al de Chet. Más en la línea de Velvet Underground. Ya tenía todo armado para que sonara así. Iba a tener un bajo fuerte, un violín bien picante…pero bueno, tuve que decidir y finalmente opté por La niña…Quedará como un single y lo agregaremos después al streaming, junto con uno mío en castellano que se llama Canción del Jazmín.

¿Cómo y por qué elegiste estos temas dentro de un cancionero de jazz tan amplio?

Por Mariano Agustoni. Él es un músico con una sensibilidad muy especial. Y me sugirió cantar estos temas. Me acerco Imagination, por ejemplo. Mariano le da mucha importancia a la letra. Necesita saber que dice el tema antes de tocarlo. También me propuso  You are my everything, un tema que me hacía acordar mucho a mi papá, que era fan de Tony Bennet. Cuando lo canté me acordaba mucho de mi padre, sabés…

Sos muy reconocida como coach vocal de muchos artistas, algunos de ellos muy famosos. ¿Qué es lo que más te gratifica de ese trabajo?

Creo que al ser tan consecuente con mi trabajo me volví educadora de la voz. Me encanta reparar voces…

¿Reparar voces?

Sí. Arreglo voces totalmente descoordinadas. Descompaginadas. Voces con mala colocación, con mala respiración. Todas cosas que le van a limitar a esa persona la posibilidad de seguir cantando. Me gusta resolver estos temas. Yo trabajo en equipo, con otorrinos, con fonoaudiólogos y hago mi parte como entrenadora, más desde lo funcional. Y se obtienen resultados favorables muy importantes. Claro que, como me dicen, eso a veces ha ido en desmedro de mi propia carrera como cantante. Pero bueno, también me apasiona esta parte mía. No tengo un pesar con eso. Solo que hoy estoy pensando en poder equilibrar las dos cosas. Y Pukka es parte de eso.

Grace Cosceri. Pukka

Escuchá Pukka en Spotify aquí

01 – Imagination

02 – Pannonica

03 – Nica’s Dream

04 – You are my everything

05 – La niña del rayo

Imagination: Grace Cosceri ( Grace On ) Voz / Mariano Agustoni: piano / Hernán Jacinto: micromoog / Grabado en estudio ION / Ingeniero de sonido: Pablo Acedo / Matrix effect: Saga Herrera / estudio La Diosa Salvaje /mezclado y masterizado en estudio Cabrera por Hernan Jacinto.

Pannonica (Little Butterfly): Grace Cosceri ( Grace On) Voz / piano y celesta: Hernán Jacinto / bajo acústico: Mariano Otero/ Grabado en estudio Cabrera / mezcla y masterimg: Hernán Jacinto

Nica’s Dream: Grace Cosceri (Grace On) voz / Ramiro Penovi: Guitarra eléctrica / Matías Méndez: Bajo / Sergio Wagner: Trompeta y Flugel / Nika Cota: MC / Nico Cota: Programación, Clavinet y Coros / Producido por Nico Cota /Grabado por Paul Acedo (Estudios ION) / Nico Cota: (Electric Nika) / Saga Herrera (La Diosa Salvaje)/ Mezclado y Masterizado por Mariano López.

You are my everything: Voz: Grace Cosceri (Grace On) / Piano: Mariano Agustoni / Cantantes invitadas: EMME y Julieta Rada /Grabado en Estudio ION y La DIosa Salvaje / ingenieros de sonido: Pablo Acedo (piano)/ Saga Herrera (voz de Grace)/Mezclado y masterizado en Estudio Cabrera por Hernán Jacinto.

La Niña del Rayo: Grace Cosceri (Grace On) voz / Teclados: Sebastián Fuks / Batería & Guitarras: Mariano Méndez /Grabación, mezcla y mastering en Puerto Estudio por Mariano Méndez / Producido por Salvador Rivera /Arte de tapa y diseño gráfico: Los Caballos (@_los_caballos)

Fernando Ríos

Fernando Ríos

Dirige la revista online argentjazz. Trabajó en la agencia Télam y en la Gerencia de Noticias de la TV Pública. Escribió para Revista de Jazz de Barcelona, BA Jazz Magazine, la web Registros a Media Voz de Islas Canarias, España, Clube de Jazz de Brasil y el diario Infobae de Buenos Aires.

Dejar un comentario

Tu dirección de email no será publicada.