EntrevistasGuillermo Bazzola: entre el dolor y la esperanza

27 de marzo, 20207076 min
Desde el 2001 Guillermo Bazzola vive y transita con su música en España. Ahora, en cuarenta por el coronavirus y aún golpeado por el fallecimiento de su amigo Marcelo Peralta a causa de la pandemia; el guitarrista analiza el presente desde Madrid y reafirma su apuesta por la música, en medio del temor y la incertidumbre.

“Acá hubo muchos contagios y muchas muertes porque se descuidaron. No tomaron las medidas que había que tomar en tiempo y en forma y lo hicieron por motivos políticos. Es algo que de verdad te da mucha bronca”.  Desde Madrid donde reside hace años, Guillermo Bazzola no oculta su indignación, dolido por la reciente muerte de Marcelo Peralta, su amigo y compañero en la música.

“Para el gobierno español el coronavirus pasó a ser un tema recién el 9 de marzo. ¿Y sabés por qué el 9? porque el 8 había una manifestación feminista muy grande y un acto del partido político Vox. No se quisieron jugar a prohibir estas actividades. Como tampoco querían prohibir el fútbol», dice.

                                       El GNU trío con Andrés Litwin y Marcelo Peralta

¿Y hubo contagios allí?

Si claro. Entre tantos se infectaron funcionarios del gobierno o dirigentes sociales que estuvieron en la manifestación feminista, como también resultaron contagiados en el otro acto los máximos dirigentes de Vox. Es más el 7 de marzo el vocero del Ministerio de Sanidad, aseguraba que no le iban a prohibir ni recomendar a nadie que vaya a la manifestación. Para esa fecha Marcelo llevaba dos días internado y todos sabíamos que le pasaba…Todo es una irresponsabilidad gigante. Yo no soy médico, no  se evaluar la gravedad de todo esto, pero si te digo que en la última semana de febrero todos conocíamos lo que estaba pasando en Italia. Yo por esos días hablé con muchos amigos allá para preguntarles como estaban. Y acá en España, como te digo, recién se comienzan a tomar medidas 15 días después…

¿Y del caso de Marcelo que conocés?

Bueno Marcelo comenzó con una gripe fuerte. Fue al médico pero lo mandaron de nuevo a la casa, porque en ese momento no había herramientas para testear si era coronavirus. Pero fíjate el peligro. Marcelo vivía allí con su mujer y sus tres hijos, que por suerte no están contagiados. Por eso te digo, todo fue muy mal manejado. Ha habido un descuido muy grande por parte de las autoridades. Insisto, hay que intentar que se contagie la menor cantidad de gente. Yo creo que la Argentina se puso a trabajar a tiempo.

Pensando estrictamente en el tema laboral ¿qué están haciendo allá los músicos para poder subsistir y seguir en actividad durante la cuarentena?

Hay alguna gente que se volcó a la actividad online. Hay mucha gente dando clases así. Incluso colegas que no usaban esta tecnología ahora lo están haciendo. No es mi caso. Yo creo que eso va a ayudar de alguna manera, pero está claro que no va a ser una solución. Los productos virtuales o a distancia siempre funcionaron distinto a lo que es una clase presencial. Y está claro que no son lo mismo…

Pero por otro lado tienen un alcance mayor. No tienen límites geográficos.

Obviamente. Pero eso no es nuevo tampoco. Ya existía de antes. Me parece que está crisis va a permitir un crecimiento del tele-trabajo y que mucha gente descubrirá ventajas en esa modalidad. Pero no estoy seguro que camine bien en lo que hace a la enseñanza musical y muchos menos a los shows. Porque la actividad no está bien desde hace ya unos cuantos años. Había ya una tendencia recesiva que ahora se va a profundizar. Antes del 2010 era otro el panorama, había mucha plata dando vuelta. Luego de la crisis de las hipotecas vino un parate fuerte. Sobrevino una recuperación, pero no fue pareja. Nunca volvimos a los niveles de antes. Los músicos, por caso, teníamos mucho más trabajo -y mejor pagos- antes del 2010.

Es decir que la crisis económica y social que va a dejar la pandemia se va a asentar en un escenario que ya venía complicado

Totalmente. Y en el caso particular del jazz muy especialmente. Fijate, en el 2019 cerraron tres clubes históricos en Madrid. El Bogui, que era un club que venía trabajando bien desde hacía al menos 15 años, El Plaza y también El Ferry, un lugar en el que yo venía tocando una vez al mes. Y todo eso sucedió antes del coronavirus. Además Madrid no fue nunca una ciudad amigable para la música en vivo…

¿Por qué lo decís?

Bueno, porque son muy caros los alquileres, porque te matan con los impuestos y no son fáciles las licencias para abrir. El público es asistidor, pero no es sencillo abrir y mantener un local acá. La última vez que fui a Buenos Aires me sorprendí de la cantidad de lugares que hay para tocar. Cuando voy allá paró en Villa Crespo y de allí podía ir caminando a un montón de lugares donde había música. Eso en Madrid no pasa y eso que Buenos Aires es una ciudad más grande. Yo creo que luego que todo esto pase, habrá un cierto rebote de toda la actividad y espero que la música y el jazz puedan anotarse ahí.

Bazzola con Steve Brown

¿Hablamos hasta aquí en general, pero cómo estás llevando vos a título personal este parate?

Por el lado económico, bueno, los músicos estamos acostumbrados a tener momentos complicados. Yo trato siempre de ser previsor y contemplar que en algún momento puedo tener poco o nada de trabajo. Por el lado artístico, estuve haciendo cosas hasta unos días antes de toda esta movida. Estoy terminando un disco que había comenzado tiempo antes. Un disco que grabé en Argentina.

Contame un poco de eso…

En el 2017 presente un proyecto a la fundación SGAE, la Sociedad General de Autores y Editores, y obtuve una ayuda para escribir música. Entonces presenté unas diez composiciones para quinteto dedicadas a Kenny Wheeler, un músico de gran influencia para mí.  En principio el proyecto terminaba ahí. Con la escritura. Pero como a la música me interesa tocarla, aproveché el viaje que tenía que hacer a la Argentina y llevé ese material. Pude tocarlo en el Festival de Jazz de Buenos Aires del 2018, con mis amigos  Rodrigo Domínguez, Natalio Sued, que justo estaba por Buenos Aires, Jerónimo Carmona y Hernán Mandelman. A la semana siguiente de ese show en el Festival fuimos al estudio de Mariano Otero y lo grabamos. Luego me traje esa grabación para acá. La mezclé y ahora la voy a editar con una nueva y generosa ayuda de SGAE.

Que reconfortante lo del apoyo, vos que venís editando discos de manera independiente desde hace años…

Desde el año 2009 para ser exactos. De hecho el primero que hice fue el del GNU Trío, que vos conocés, con Marcelo Peralta y Andrés Litwin. Luego saqué dos discos con el Kotka, que es un trío que tengo acá, con Fernando Lamas y Risto Vuolanne un bajista finlandés que vive en Galicia. Con ellos vengo tocando desde 2014. También edité Rebound, con mi quinteto que  integran Ricardo Tejero, Eugeniusz Marciniak, Dani Batán y César de Frías. Mientras sigo subiendo algunos videos a la web, con música que estoy haciendo. Es una manera de mantener presencia.

Otros discos de Guillermo Bazzola

Guillermo Bazzola Summer Quartet «3D»; (BAU 1999)

Guillermo Bazzola & Ernesto Jodos «Long Ago» (Clásica 2000)

Guillermo Bazzola Summer Quartet «Alas» (BAU 2003)

Gnu Trio (c/Marcelo Peralta & Andrés Litwin) (Gnu Trio 2009)

Steve Brown & Guillermo Bazzola «Una Pequeña Alegría» (2014)

Guillermo Bazzola «Hora Libre». (BlueArt 2014)

Fernando Ríos

Fernando Ríos

Dirige la revista online argentjazz. Trabajó en la agencia Télam y en la Gerencia de Noticias de la TV Pública. Escribió para Revista de Jazz de Barcelona, BA Jazz Magazine, la web Registros a Media Voz de Islas Canarias, España, Clube de Jazz de Brasil y el diario Infobae de Buenos Aires.

Dejar un comentario

Tu dirección de email no será publicada.