EntrevistasLa nueva aurora de Michael Sarian

3 de septiembre, 20203507 min
Nacido en Canadá y criado en Buenos Aires, Michael Sarian es hoy uno de los inquietos músicos que pueblan la escena de Nueva York -donde reside hace ocho años-, con nuevas y singulares propuestas. Su último disco, New Aurora, grabado en los estudios de Luis Bacque y editado por el sello ears & eyes, lo encuentra al frente de un cuarteto acústico, para desgranar una decena de temas en los que la melodía de su flugel se vuelve protagonista.

Con tu septeto eléctrico editaste León en 2018. Pero ahora con New Aurora tenés nuevo repertorio, nuevo cuarteto y una estética acústica. ¿Cómo se dio eso?

Sí. Venía trabajando desde hacía seis años con el septeto como ensamble principal, pero llegó un momento en que sentí la necesidad de pasar a otra etapa. Está todo bien con los chicos y sigo siendo muy amigo de ellos, pero si quería generar una movida pensé que tendría que hacerlo con un combo más pequeño. Tenía que facilitar el movimiento y la posibilidad de comenzar a moverme, a hacer shows en otros lugares, con un número menor de gente, porque si no operativamente y económicamente es muy difícil. Al mismo tiempo Luis Bacque me insistía en hacer algo con un grupo  más chico, con esta estética y todo eso hizo que la idea fuera decantando.

En casi todo el disco tocás flugel. ¿Eso también forma parte de la decisión estética de la que hablabas?

Si, totalmente. En Subtitles, el primer disco que saqué en 2014; hay una tema que se llama Buenos amigos, y allí toco el flugel. Luis lo escuchó y me dijo que tenía que hacer un disco íntegramente con ese instrumento. “Acá es donde vos brillás” me decía. Y me lo repitió durante seis años…

Y finalmente te convenció…

Y si (risas). También me mandó un disco de Kenny Wheeler que me recomendó muy especialmente. Y bueno allí arrancamos.   Por eso de los diez temas que hay en el disco, nueve están tocados con flugel. Incluso recuerdo que hubo dos que grabé alternativamente con trompeta, pero luego nos decidimos por la versión en flugel.

Colorado yeta está en León. ¿Por qué lo incluiste en New Aurora y qué sucedió con el resto de los temas, fueron escritos para este grupo o son previos?  

No, fueron todos pensados para el cuarteto. Incluso Colorado yeta, que también fue escrito para esta formación hará unos tres años, pero que luego terminé adaptándolo para el septeto con el que lo grabé. Hubo un momento de adaptación en el que casi convivieron ambos proyectos. Incluso con el cuarteto –que en ese momento tenía otro baterista-,  hicimos un video con el tema que aún está en las redes. De todas maneras la grabación que está en New Aurora es nueva, no es la del video.

¿Y cómo fue la elección de los músicos para el cuartero actual?

A Santiago Leibson y Dayeon Seok los conocía de antes, de la escuela. Luego, cuando comenzamos a pensar el proyecto con Luis, él me recomendó llamar a Matt Pavolka, con quien nunca había tocado. Con ellos empezamos, fuimos agrandando el repertorio y grabamos los primeros temas en junio del año pasado. Luego hicimos algunos shows y entró Marty Kenney también en contrabajo y el repertorio se fue agrandando y grabamos el resto de los temas.

¿Y cuál es tu sensación con el disco ya en la mano?

Estoy muy contento. Me gusta cómo quedó. Como suena. Los músicos tocaron increíble y Luis nos grabó maravillosamente. Si me gustaría salir a tocar, algo que por ahora no va a ser posible. De todas maneras estamos haciendo algunos shows por streaming en un espacio de aquí de Brooklyn.

Si bien hay ritmos muy variados, es muy melódico el disco. Las melodías están bien marcadas, muy presentes…

Si totalmente. Mirá, en el último año me fui metiendo mucho en el free jazz impulsado por Matthew Putman, un músico amigo de acá. Me gusta y estoy viendo que pasa con eso. Incluso hemos grabado algunas improvisaciones. Pero también le decía a Matthew que si bien me gustan las formas libres, me siguen gustando las melodías…

Pero hay una convivencia entre melodía e improvisación…

Si claro. Es una búsqueda. Presentás el tema, la melodía, y después en la  parte de los solos, en vez de decir estos son los acordes o los changes, creas un ambiente, un clima y dejas libertad para solear. Es una manera muy interesante para crear música.

También integraste al disco dos composiciones propias de tu origen armenio.

Sí, es algo que sigo descubriendo. Aquí arreglé dos piezas de Komitas, que era un monje armenio, compositor y musicólogo. Dle Yaman, una canción popular que representa el alma de Armenia. Y la segunda es Chinar Es, un título que se refiere al árbol de álamo. Yo comencé a vincularme más con lo armenio una vez que llegué acá. No lo había hecho en Buenos Aires, a pesar de que allá la colectividad armenia es importante. Ahora colaboro con una ONG internacional que tiene sede en Buenos Aires, se llama Unión General Armenia Benevolente. Trabajo en la programación artística y a un mismo tiempo voy descubriendo cosas de esta cultura que no conocía.

Leí en alguna entrevista que te gusta mucho el estilo de Thomasz Stanko. ¿Qué valorás especialmente de él?

Me gusta mucho su sonido. Junto a Enrico Rava son músicos con un sonido muy interesante para mi. Las frases que tocan…te diría que en algún punto pueden llegar a ser desprolijas. No sé si estoy usando el término correcto. Pero si me atraen mucho. Lamentablemente no conocía mucho de Stanko antes de que falleciera, pero luego me di cuenta que tenía que escucharlo con detenimiento.

Hablabas de tu herencia armenia y de las influencias de Stanko y Rava en tu música. ¿Qué guardás de tus años de formación en Buenos Aires?

Bueno, mucho de eso estuvo puesto en el grupo The Chabones, que yo tenía anteriormente.  Luego intenté hacer cosas muy distintas, pero todo aquello sigue estando. Sigo escribiendo y haciendo cosas que de alguna manera remiten a aquel pasado. Uno siempre sigue buscando sonidos que le resultan familiares. Eso es inevitable. Además tocó con músicos de Buenos Aires cada vez que voy allá y eso siempre está muy bueno…

El 9 de setiembre Michael Sarian presenta el disco en streaming gratis. Cliqueá aquí. 

Michael Sarian. New Aurora. ears & eyes. 2020

  1. Dle Yaman / Portrait of a Postman (7:53)
  2. This Is Only The Beginning (5:55)
  3. Aurora (6:12)
  4. Primo (5:34)
  5. Colorado Yeta (6:16)
  6. Scottie(33) (9:06)
  7. The Morning After (3:37)
  8. Chinar Es (3:47)
  9. Mountains (5:07)
  10. Ask Me Now (4:44)

 Michael Sarian trompeta,  flugelhorn y composición  / Santiago Leibson piano / Marty Kenney contrabajo/ Matt Pavolka contrabajo / Dayeon Seok batería.

 Producido por Michael Sarian y Luis Bacque /Grabado, mezclado y masterizado por Luis Bacque en Bacque Recording Engineering Studios en Roselle, New Jersey. Arte Jamie Breiwick para B Side Graphics.

 

Links:

 Website: michaelsarian.comBandcamp: michaelsarian.bandcamp.com

Spotifyhttps://open.spotify.com/artist/632jqkUmDTVDAdRjwIHD4i

Facebook: Facebook.com/MichaelSarianMusician /

Instagram: Instagram.com/michaelsarian

YouTube: YouTube.com/user/mikeysarian

ears&eyes Records: earsandeyesrecords.comearsandeyesrecords.bandcamp.com

Fernando Ríos

Fernando Ríos

Dirige la revista online argentjazz. Trabajó en la agencia Télam y en la Gerencia de Noticias de la TV Pública. Escribió para Newsweek, Revista de Jazz de Barcelona, BA Jazz Magazine, la web Registros a Media Voz de Islas Canarias, España, Clube de Jazz de Brasil y el diario Infobae de Buenos Aires.

Dejar un comentario

Tu dirección de email no será publicada.