HistoriasMaría Cueto y el Umbría Jazz Festival con ojos argentinos

27 de agosto, 20141414 min
La cantante María Cueto fue seleccionada para participar de un programa de verano en la Berklee en Italia, paralelo a la realización del Festival Internacional de Jazz de Umbría.  Aquí la crónica en primera persona de María, a pura emoción, sobre aquellos diez días en medio de la historia. 

Escribe María Cueto

Caminar por las callecitas de Perugia (Umbría, Italia) en esos 10 días de Julio es como vivir en una realidad distinta. Cada 100 metros hay un trío o dúo de jazz tocando, y en cualquier gran esquina uno puede encontrarse un escenario enorme con una Big Band tocando gratis para mucha gente al aire libre. Toda Perugia se viste de jazz para festejar la música con gente que va desde todo el mundo.

La historia del Umbría Jazz Festival se remonta a 1973, año en que empezó el festival, y desde entonces cada año hay una edición de verano donde se repite esta emocionante experiencia. Hace 22 años también empezó a hacerse la edición de invierno.

Da emoción caminar por las mismas calles y tocar en los mismos escenarios donde tocaron, entre muchos otros, Chet Baker, Eric Clapton, Ornette Coleman, Miles Davis, Bill Evans, Dizzy Gillespie, Charlie Haden, Keith Jarrett, Brad Mehldau, Pat Metheny, Charles Mingus, Sonny Rollins o Sarah Vaughan.

Este año, hubieron nombres muy importantes como Fiorella Mannoia, Natalie Cole, The Roots, Al Jarreau, Mario Biondi, Herbie Hancock, Wayne Shorter, Hiromi Uehara, Michel Camilo, Snarky Puppy, John Scofield, Melissa Aldana,  Cecile McLorin Salvant, Roy Hargrove…

Además tuve el orgullo de representar a la Argentina al haber quedado seleccionada para participar de un programa de verano de Berklee College of Music en el marco de este festival, programa que se lleva a cabo hace 29 años, dirigido por Giovanni Tommaso, uno de los más virtuosos contrabajistas italianos.

En Perugia pude ver conciertos, caminar por las calles, cantar en los escenarios abiertos para la gente que paseaba en pleno verano italiano, con ese ambiente semi mágico de Perugia. Entre los shows que vi, destaco especialmente el de Herbie Hancock y Wayne Shorter, quienes improvisaron durante dos horas de una manera increíble y el de John Scofield, quien tocó descalzo sus muchos pedales de efectos para esa guitarra que sonó espectacular como siempre.

Estudiar en Berklee en Perugia fue una experiencia única. Se mezclaba el hecho de estudiar con profesores excelentes venidos desde Boston especialmente para el curso, entre ellos el argentino Fernando Huergo; con el paisaje increíble de Perugia, sus casitas, su aire puro…

Fueron jornadas intensivas de estudio, nueve horas por día, con tres clases de técnica vocal con profesores distintos, clases de armonía, de audio perceptiva. Coro góspel, y clínicas de composición, otras de arreglos. Clases especiales con músicos invitados. Por las tardes había jams abiertas después del largo día de estudio, y a la noche estaban los conciertos del festival para ir a escuchar y ver a Scofield, Hancock, Shorter, casi un sueño.

Jornadas super intensivas, cansancio extremo, voces cansadas; pero mucha felicidad. Hablar de jazz y de Piazzolla y Ginastera, por ejemplo, con músicos italianos, japoneses, de Malasia, son cosas que no tienen comparación.

Gran parte del ambiente jazzístico que se sentía en el aire lo da el hecho de caminar por las callecitas de Umbría y escuchar gente de todos lados del mundo que viajan especialmente para asistir al festival; familias, parejas, estudiantes, todos con remeras de ediciones anteriores del festival. Negocios de música abiertos hasta tarde, gente con remeras de Coltrane y Billie Holiday por todos lados. Era hermoso irse a dormir y escuchar desde el hotel algún saxo tocando temas de Miles a lo lejos.

La cereza del postre fueron los recitales que dimos ante cientos y cientos de personas en el final del festival, festivales al aire libre, en esos paisajes italianos preciosos, con familias enteras escuchando jazz.

Espero haber compartido con ustedes un poco de las sensaciones que se viven en el Umbría Jazz Festival y les recomiendo asistir el próximo año a disfrutar de 10 días de puro jazz!

 

 

 

María Cueto es cantante. Su primer disco «Safe and Sound», fue editado en el 2013  y reune diez temas, siete propios y tres standards de jazz y rock.
Ver reseña del disco en argentjazz 
 
 
Fernando Ríos

Fernando Ríos

Dirige la revista online argentjazz. Trabajó en la agencia Télam y en la Gerencia de Noticias de la TV Pública. Escribió para Revista de Jazz de Barcelona, BA Jazz Magazine, la web Registros a Media Voz de Islas Canarias, España, Clube de Jazz de Brasil y el diario Infobae de Buenos Aires.

Un comentario

  • Avatar
    Nicolobo

    17 de agosto, 2014 a las 01:49

    Que linda crónica! Felicitaciones por esta maravillosa experiencia.

    Responder

Dejar un comentario

Tu dirección de email no será publicada.