EntrevistasErnesto Jodos regresa al planeta Tristano

15 de marzo, 20216075 min
Sobre finales de 2007 la revista española Cuadernos de Jazz publicaba un completo dossier sobre Lennie Tristano:»el profeta incomprendido”, a quien definía como “un tesoro aún por descubrir”. Ese mismo año Ernesto Jodos editaba un disco en el que recreaba con personal estilo la música del pianista nacido en Chicago. Ahora, este viernes y en coincidencia con lo que sería el cumpleaños 102 de Tristano, Jodos lleva al escenario de Thelonious su testimonio sobre un músico y un arte que no merecen el olvido.

No es la primera vez que te asomas al universo Tristano. En 2007 grabaste un disco con sus temas en formato de trio. ¿Seguiste tocando esa música entre aquella grabación y  hoy?

Si, esta música la hemos tocado muchas veces desde el 2007 y en formato de trío. Y lo fui haciendo de distintas maneras. Con la sección rítmica sonando de forma diferente a lo que tradicionalmente son las secciones rítmicas “tristanianas”, que son más estables. Y acercándome un poco más a la música mía. Y ahora, con la excusa del cumpleaños de su cumpleaños, que es el 19 de marzo, decidimos hacer algo de esa música junto con Diana Arias y Sergio Verdinelli.

En aquel registro no había solo temas de Tristano, también de los músicos que integraban su núcleo más cercano. ¿Eso se mantendrá en este show?

Sí, claro. Vamos a incluir algunos temas de Tristano, otros que hacía pero no eran de él y también algo de los músicos que lo influyeron. Queremos mostrar el linaje, la música de la que él se nutrió y sumarle además la que él hizo a partir de allí.

¿Cómo definirías el repertorio de Tristano y de los músicos que formaron su entorno?

Los tristanianos tienen un repertorio muy definido. Muy precisos. Los standards que hacen son unos 20 0 30, o tal vez menos. Y están además muy relacionados con el repertorio de Lester Young, Billie Holiday y Charlie Parker, músicos que Tristano admiraba. Y también Bud Powell, que fue muy importante para él.

Muchos valoran principalmente el grupo que incluía a Billy Bauer, Warne Marsh y Lee Konitz. ¿Por qué elegiste homenajearlo en formato de trío?

Primero porque me gusta. Y además, porque hay dos discos de Tristano que son los que más me gustan. Uno se llama Note to Note, que originalmente se grabó a dúo con Sonny Dallas en contrabajo y con un metrónomo.  Él dejó dicho que si editaban ese material tenían que sumarle una batería. Años después su hija Carol Tristano agregó esa batería.  Es un disco increíble, sobre todo por la interacción entre Tristano y Dallas.

¿Y el segundo?

El otro que es importante para mí, porque fue el primero que escuché, es New York Improvisations, que después fue reeditado como Manhattan Studio. Ese disco, que está en formato de trío, me lo pasó cuando yo tenía 15 años Edgardo Beilin, mi maestro en aquel entonces.  Así que por eso me gusta hacer esa música en trío, porque la tengo conmigo desde muy chico.  Y me interesa tocarla cada vez más de una manera más personal. No siendo tan fiel a la línea de cómo funcionaban sus grupos.

Tristano murió en 1978, vos eras un chico, así que no pudiste verlo en vivo. ¿Tuviste alguna referencia de primera mano de alquien que haya tocado con él?

Lamentablemente no pude verlo. Pero Barry Altschul me contó que se juntaban mucho a tocar en la casa de Tristano con David Izenzon y que cada nota que tocaba en el piano era como un cañonazo. Tenía una proyección y un volumen descomunal. Barry me dijo también que cuando tocaban baladas, todo lo que tocaba Tristano era tan hermoso que él se sentía como un orangután, un bruto, al lado de eso.

Siempre se habla de una escuela Tristano. ¿Qué músicos posteriores sentís que fueron directamente influenciados por su estilo?

Yo escucho muchas cosas de él en Paul Bley, que es uno de mis pianistas favoritos y que tuvo relación con la escuela Tristano si bien nunca fue parte de ella. También hay Tristano en el primer Bill Evans. Hay Tristano en cosas de Hancock de los 60’s….

¿Y entre los músicos de las últimas generaciones?

También. Está Michael Kanan, que estudió con Sal Mosca quien a su vez había estudiado con Tristano. También está la influencia de Warne Marsh, por ejemplo en gente como Mark Turner…

¿Hay algo de esa influencia en pianistas como Craig Taborn o Jason Moran?

No, no la veo allí.  No las escucho en lo que tocan. Pensá que el personaje de Tristano es también contradictorio. No le gustaba Thelonious Monk. Y no creo que le gustara por ejemplo Herbie Nichols o ese tipo de pianistas que son muy importantes en la formación de Moran o Taborn. Y que también lo fueron para Geri Allen, quien a su vez influye directamente en ellos dos. Tristano fue fundamental para muchos pianistas blancos, pero no permeó mucho en los pianistas negros. Esa es una realidad.

Lo estudiaste cuando eras un adolescente y seguiste haciéndolo años después, ya con varios discos publicados y toda una carrera como líder. ¿Por qué Tristano sigue siendo importante para vos?

Porque tiene muchas cosas que me gustan. Algunas que me gustaban mucho antes y ahora ya no me gustan tanto. Si me siguen pareciendo importantes ciertas cuestiones del concepto rítmico que tenía, de las líneas melódicas extensas. El sonido era muy especial. Pero también armónicamente tiene cosas muy interesantes hacia el futuro. Y eso es muy valioso.

Ernesto Jodos plays Lennie Tristano

Ernesto Jodos, piano

Diana Arias, contrabajo 

Sergio Verdinelli, batería.

Doble función. viernes 19. 20 y 22 hs. Thelonious. Nicaragua 5549. CABA                                                                                                                                            

Fernando Ríos

Fernando Ríos

Dirige la revista online argentjazz. Trabajó en la agencia Télam y en la Gerencia de Noticias de la TV Pública. Escribió para Newsweek, Revista de Jazz de Barcelona, BA Jazz Magazine, la web Registros a Media Voz de Islas Canarias, España, Clube de Jazz de Brasil y el diario Infobae de Buenos Aires.

Dejar un comentario

Tu dirección de email no será publicada.