EntrevistasJulia Sanjurjo por los variados caminos de la música

1 de junio, 202124558 min
En 2019 Julia Sanjurjo produjo Retrato, su primer registro discográfico editado por  ICM en el que daba cuenta de un particular estilo como cantante y compositora. Luego, en plena pandemia se sucedieron sus registros grabados en Cuerda Mecánica: el vivo junto a Nataniel Edelman y Valentín Garvie sobre finales de 2019 y un año después Interiores, registrado en el mismo espacio de Villa Urquiza. Tres discos, tres propuestas y una misma vocación de búsqueda y desafío.

Fotografías de Celeste Mujica, Paula Amenta y Diego Astarita

En un año sacaste dos discos. Ambos con un repertorio diferente de standards. Con formaciones variadas. Uno en vivo el otro no. Lo distinto está a la vista. Pero aun así se advierte una continuidad. ¿Cómo lo ves vos?

Si, tienen algunas cosas fundamentales en común. En principio la locación: Cuerda Mecánica; un lugar que a mí me gusta mucho. Nos grabó el mismo técnico (Matias Di Yorio) en los dos registros. Las tapas de ambos son una acuarela de Nataniel. Y desde lo musical también. El abordaje del repertorio tiene cierta similitud. Si bien son distintas composiciones, la mayoría provienen del songbook americano, con alguna excepción.

¿Y cual sería a tu juicio la mayor diferencia entre uno y otro?

Me parece que la gran diferencia es que en aquel registro había público y en este no, por lo que todos sabemos. No obstante los dos discos son grabados en vivo, con una única toma en la casi totalidad del trabajo y con esa intención, ese espíritu del momento.

¿Cómo surge la idea de este Interiores y la convivencia de dos grupos distintos en un mismo registro?

El dúo de piano y voz con Nata lo hicimos para una serie de videos que se produjeron en Cuerda Mecánica. Conciertos en pandemia, lo titularon. Fueron shows de alrededor de media hora que luego se transmitieron a través de su canal de Youtube. Por otro lado, nosotros veníamos tocando hace un tiempo con Ramiro y con Santiago, y teníamos ganas de registrar ese trío. Yo les propuse Cuerda Mecánica, porque es un lugar que me gusta mucho para grabar. Entonces llegó el momento en que teníamos dos grabaciones. Con Nata por un lado y con Ramiro y Santiago por el otro. Al principio, se iban a editar como dos trabajos independientes, pero teniendo en cuenta estos puntos en común, se me ocurrió sumar estos registros en un único disco….y así salió.

¿Y todos estuvieron de acuerdo con tu idea?

Totalmente. Primero lo hablé con Ramiro y Santiago. Nosotros teníamos casi una media hora de música. Luego se lo propuse a Nata, que también dijo que sí. Lo charlamos con la gente de Cuerda, porque la primera grabación era de ellos y también estuvieron de acuerdo. Contábamos con la ventaja de que no había temas repetidos. Así que no hubo que reemplazar nada.

Lo cierto es que en el transcurso de un año sacaste dos discos en un mismo lugar y con distintas formaciones. Algo poco habitual para los tiempos que corren.

Sí, es verdad. Bueno aquí hay que sumar la buena predisposición de todos. Principalmente de la gente de Cuerda Mecánica. La grabación del show con Nata es de ellos. Pero cuando les presenté esta idea nos entregaron todo el material que habían financiado y nos lo regalaron. Eso no es nada habitual y les estoy muy agradecida. Luego Mariano Míguez hizo un muy buen trabajo en edición y lo mismo los chicos de ICM para subirlo a las plataformas. Y así tenemos este disco, producto de la autogestión y del trabajo en equipo.

¿Por qué elegís Cuerda Mecánica para grabar? 

Siento que mi voz tiene otra soltura allí, que se escucha la sala resonando. Se arma un color, un timbre en mi instrumento que no se da siempre en un estudio de grabación, o al menos a mí me cuesta encontrar un poco más ahí. Eso es lo que siento.

Tu disco, Retrato tenía solo composiciones originales. Seis temas tuyos, uno en colaboración con Ernesto Jodos. Había allí un amplio territorio para explorar. ¿Existe esa misma libertad cuando hacés un standard? 

Te diría que sí. Yo siempre trato de ir para el lado experimental, aunque esté haciendo un standard. Incluso en estos últimos dos discos podría decirte que el trío con Nata y Valentín (Garvie) es un poco más experimental que el que hicimos con Ramiro y Santiago. Pero de todas maneras yo siento que esa búsqueda está en los dos. Que intento que la música se aproxime a zonas más riesgosas, aunque no se aleje tanto de las versiones originales. A mí el repertorio de standards me gusta mucho y siempre pensé que era muy importante tener un registro de eso en mi historial como cantante de jazz. Por eso tenía ganas de plasmar ese repertorio a mi manera.

¿Por qué decís que es tan importante?

Es importante como registro, como te decía. Como documento. Uno se escucha y trata de ver que puede mejorar. Esto creo que nos pasa a todos. Siempre hay cosas en las que seguir trabajando. Experimentando. Aprendiendo. Y creo que un repertorio de standards ha sido y sigue siendo una vía también para eso. Para seguir avanzando en esa búsqueda. Pero así y todo, no creo que mi manera de pensar la música cambie tanto cuando abordo una cosa o la otra.  Al menos no me planteo de manera consciente. Por lo general, depende mucho del contexto o los músicos con los que estoy trabajando. De pronto te juntas con alguien y surge una sonoridad que te lleva para otro lado de que tenías pensado ir…

Son producto de un encuentro…

Si, y de momentos también. Con Nataniel, por ejemplo, nos conocemos desde hace años y hemos compartido mucho. Y los dos fuimos buscando y cambiando, individual y grupalmente. Y de allí surgen cosas. Lo mismo te diría con Ramiro y Santiago, que si bien no hace tanto que tocamos juntos, sí hemos podido tener una continuidad de trabajo y ensayos para llegar a conocernos mucho.  Y todo eso, los ensayos, los shows, las pruebas, van generando un resultado que a veces ni tenías previsto.

Son todos músicos de tu generación. ¿Pero qué pasa cuando te encontrás con alguien que tiene otra experiencia, otro camino hecho. Valentín Garvie, por ejemplo?

Es que para mi Valentín es un referente.  Es un músico enorme, con un nivel de conocimiento y capacidad que le sirven para hacer lo que quiera. Capaz de ir de un mundo sonoro a otro. Pero fíjate que nunca deja de ser él mismo. Cuando toca jazz tiene un vuelo increíble, pero claramente es “su” aproximación al jazz. No la de otro. Y lo mismo cuando hace música contemporánea, académica, popular, o cuando compone. Yo no puedo dejar de identificarme con su búsqueda. Lo mismo me pasa con Juan Pablo Navarro o Diego Schissi, músicos que si bien tienen un campo específico de exploración, también pueden ir hacia otros géneros y expresarse allí.  Eso es lo que me atrae y quiero profundizar en el hacer música desde mi lugar de cantante o de compositora. Tengo que seguir estudiando, mucho más.

Recién decíamos un poco en broma un poco en serio que dos discos en un año no son poca cosa. ¿Estuviste haciendo algo más en esta época de pandemia y cuarentena?

Si, un montón de cosas y varias de ellas no tienen nada que ver con el jazz. Estuve escribiendo para distintos ensambles de música contemporánea. En breve se estrena una pieza que escribí para percusión y voz para el proyecto “Resonar” y estoy en proceso de escritura de unas obra para piano para otro proyecto.  También estoy trabajando con Andrés Elstein en el repertorio del músico venezolano Simón Diaz. Ya adaptamos varias de sus composiciones para un octeto (este sí integrado por músicos de jazz). Esto último grupo me da mucha ilusión por muchas razones. Entre ellas, encontramos con Andrés no solo una amistad muy fértil, sino también un trabajo en equipo excelente.

¿Y cómo se dio ese encuentro?

Con Andrés nos fuimos cruzando mucho en los últimos tiempos en los que se podía tocar en público, compartimos fechas y músicos en común, pero nunca habíamos hecho nada juntos. El año pasado, encuarentenados, empezamos a intercambiar clases de lo que cada uno sabe hacer y nos juntamos a improvisar. Así descubrimos que a los dos nos gustaba mucho la música de Simón Díaz y nos dimos el gusto de comenzar a trabajar con eso. Admito que de afuera todo esto se puede ver como algo caótico. Yo misma lo siento a veces… de hecho, lo es (Risas). Pero luego me digo que sí. Que soy así. Que no me puedo enfocar en una sola cosa. Que este es mi perfil y mi búsqueda. Y entonces trato de celebrarlo.

Interiores. Sanjurjo.Edelman-Franceschin-Lamisovsky

Escuchalo aquí en bandcamp 

1 All the things you are (Jerome Kern / Oscar Hammerstein II)

2 Lonely house (Kurt Weill / Langston Hughes)

3 Mood Indigo (Duke Ellington / Irving Mills)

4 Long as you’re living (J.Priester & T.Turrentine / A.Lincoln)

5 Alfie (Burt Bacharach / Hal David)

6 But not for me (George Gershwin / Ira Gershwin)

7 Everything I love (Cole Porter)

8 Pannonica (Thelonious Monk / Carmen McRae=

9 Inútil Paisagem (Antonio C. Jobim / Aloysio de Oliveira)

10 Time Remembered (Bill Evans / Paul Lewis)

11 Love (John Lennon)

Julia Sanjurjo (voz) / Nataniel Edelman (piano y voz en Inútil Paisagem) / Ramiro Franceschin (guitarra y voz en Love) / Santiago Lamisovski (contrabajo y voz en Love)

Sanjurjo / Edelman: Grabado el 10 de septiembre del 2020 / Sanjurjo / Franceschin / Lamisovski: Grabado el 25 de septiembre del 2020 / Grabado en Cuerda Mecánica por Matías Di Yorio / Mezclado y Masterizado por Mariano Miguez en Ideo Music / Obra de tapa: Nataniel Edelman

Fernando Ríos

Fernando Ríos

Dirige la revista online argentjazz. Trabajó en la agencia Télam y en la Gerencia de Noticias de la TV Pública. Escribió para Newsweek, Revista de Jazz de Barcelona, BA Jazz Magazine, la web Registros a Media Voz de Islas Canarias, España, Clube de Jazz de Brasil y el diario Infobae de Buenos Aires.

2 comentarios

  • Avatar
    Eleonora Eubel

    3 de junio, 2021 a las 08:09

    Buenísima nota, tus preguntas inquietas, respetuosas y llenas de sensibilidad le dan espacio y oportunidad a las mejores expresiones posibles de quienes producen arte!!

    Responder

    • Fernando Ríos
      Fernando Ríos

      3 de junio, 2021 a las 09:37

      Gracias Ele, como siempre

      Responder

Dejar un comentario

Tu dirección de email no será publicada.